.:: CHIMBOTE [AL] GRONE ::. (La Web Oficial)
  Alianza Lima: La Historia
 


HISTORIA
 












Alianza Lima es, dentro del fútbol peruano, el Club que está más ligado al pueblo, a las masas, a las mayorías…es por eso que a lo largo de sus 108 años, y a través de todas las generaciones, sus hinchas se han mantenido fieles a ese gran sentimiento; es por eso que le llaman Alianza Lima Corazón.
 
El club se fundó el 15 de febrero de 1901 como Sport Alianza, nombre que nació del stud de caballos que poseía don Augusto B. Leguía quien posteriormente se convertiría en Presidente de la República, que se llamaba Alianza y donde se reunía un grupo de muchachos de la calle Cotabambas del distrito de La Victoria que decidió formar este club de fútbol. El nombre de Alianza Lima fue adoptado después por decisión popular.
 
Este club, en sus humildes inicios se desarrolló en las calles, hasta que José Carreño, poblador de la calle Cotabambas, cedió su casa, convirtiéndose esta en el primer local de la institución. Se reconoce entre sus fundadores a Julio Chacaltana, Carlos y Eduardo Pereschi, Luis Butrón, Alberto López, Alberto Palomino, Guillermo Carballo y Ciro Cárdenas, entre otros.

En ese entonces la única entidad organizada de fútbol era la Liga Peruana de Fútbol y el primer representante de Sport Alianza, en esa liga, fue Honorio Aranda. Así jugaron en las canchas de Santa Beatriz, Lima Cricket, Santa Sofía, Guadalupe, Brasil, La Exposición o del Mar Bravo del Callao... donde estaba concentrada la mayor cantidad de aficionados.

Fue en el Callao donde se conocieron los primeros éxitos de Alianza, enfrentando al Atlético Chalaco y al Independencia, y donde se conocieron por primera vez, nombres de: Rodríguez, Jara, Rivero, Rojas, Valencia, Santos, Flores, Dávila, Dorado, Bastas y Arana.

El primer partido oficial de Alianza Lima se jugó el 5 de Mayo de 1929, frente al Jorge Chávez, en el primer torneo organizado por la Liga Peruana de Fútbol. Durante los torneos que organizó la Liga Peruana de Fútbol hasta 1921 Alianza Lima logró conquistar los títulos de 1918 y 1919.
 
La década del 20 fue especial en su historia, deja de ser Sport Alianza, para constituirse en Alianza Lima, y como si fuera poco aparece el gran maestro Alejandro Villanueva, jugador aliancista por excelencia, el hombre que con una sola jugada levantaba a los aficionados de sus asientos y hacía exclamar “oles” de admiración, el malabarista del esférico, el que se adelantó a su época, genio del fútbol, simplemente “Manguera”. Era la “Época de Oro” del equipo del pueblo, su fama había transpuesto las fronteras, existiendo marcada expectativa por ver a esos “Negros Diablos” de los que tanto hablaban los corresponsales de prensa en el Perú.
Esta etapa estuvo comprendida de 1927 a 1939, conquistando los campeonatos del 27, 28 y el primer tricampeonato del fútbol peruano los años 31, 32 y 33 jugando 27 partidos sin perder y con sólo un empate; hazaña hasta el momento no alcanzada.
 
Un 12 de junio de 1949, se escribiría la histórica goleada del clásico del fútbol peruano: 9 a 1, así es, Alianza Lima con cinco goles de Emilio “el feo” Salinas apabulló a su eterno rival, Universitario de Deportes y para que no quede ninguna duda de superioridad grone, 22 días después se volvieron a enfrentar un 3 de julio y nuevamente los cremas recibieron una goleada, ésta vez fue un 5 a 0, es decir en menos de un mes, Alianza Lima le hizo 14 goles a la “U” ... ¡Negros Diablos!
 
Pero estos años mostraron a dos elementos que resumían el espíritu aliancista: Víctor “Pitín” Zegarra, pícaro, habilidoso, de infinita cintura y Pedro Pablo “Perico” León, un criollo que hacía de las suyas, para muchos el mejor futbolista peruano de todos los tiempos; ambos surgieron de la División de Menores, es decir con el corazón, la piel y la vida blanquiazul.
 
Para la década de los setenta, Alianza Lima conformaría un nuevo equipo con toda una nueva generación de jugadores que pasarían a la historia por haber obtenido los campeonatos del 75, 77 y 78. En 1975, el equipo estuvo dirigido por el inolvidable Marcos Calderón y para el bicampeonato por Eduardo Hohberg.

El equipo de 1975 fue conformado por José “Caíco” Gonzáles Ganoza; Palacios, Salguero, Castillo y Ramírez, Mayorga, Velásquez y Cueto; Zergarra, Avalos y Gómez Laines.

En 1977, el “Nene” Teófilo Cubillas y el “Cholo” Hugo Sotil formaron el “Tándem de Oro”, capaces de romper cualquier defensa,. El equipo estuvo conformado por Gonzáles Ganoza, Duarte, castillo, Salguero y Rojas; Velásquez, cueto y Cubillas; Gómez Laynes, Sotil y Ravello. También integraron el plantel Buyo” Ramírez, “Pitín” Zegarra y el “Tanque” Guillermo La Rosa. Al año siguiente, Alianza Lima logró el bicampeonato con el mismo equipo y el mismo entrenador.
 
Cuando Alianza Lima iba camino a conseguir indiscutiblemente el campeonato de 1987, ocurrió la más grande tragedia en la historia del deporte nacional. El plantel completo de jugadores, cuerpo técnico y algunos hinchas perecieron en un accidente aéreo que enlutó al Perú entero y que sumió a Alianza Lima en el más profundo dolor. El 8 de Diciembre de 1987.

Pasaron a la gloria: José Gonzáles Ganoza, José Mendoza, Gino Peña, Tomás Farfán, Cesar Sussoni, Willy León, Daniel Reyes, Ignacio Garretón, José Casanova, Carlos Bustamante, Aldo Chamochumbi, Braulio Tejada, Johnny Watson, Alfredo Tomasini, Milton Cavero,Luis Escobar junto con  su director   técnico Marcos Calderón,   Andrés Eche, Washington Gómez, Santiago Miranda,Orestes Suárez y Rolando Gálvez. ¡Que Dios los tenga en su gloria porque el pueblo aliancista jamás los olvidará!

Una década después, en 1997, Alianza Lima logró un nuevo campeonato. Bajo la dirección técnica del colombiano Jorge Luis Pinto, y con una excelente campaña, los íntimos de La Victoria consiguieron dar la vuelta olímpica. Figuraban, Christian del mar, Carlos Basombrio, Frank Ruíz, Victor Hugo Marulanda y marcial Salazar, la volante estuvo conformada por Juan Carlos Bazalar, Juan Jayo Legario, Paulo Hinostroza y Maquinho, en el ataque estaban: Waldir saenz y Darío Muchotrigo, alternaban en éste equipo, Walter Machaca, Sandro Baylón, José Luís Reyna, César Rosales, Marco Valencia y David Chévez.

Al año siguiente, en 1998 tuvo una buena participación en el Torneo Merconorte, ubicándose primero en su grupo, mejor aún le fue en 1999, llegando a tercero en la clasificación general, hecho que le valió para ser el mejor equipo peruano a nivel internacional. En lo que respecta al campeonato local, en 1999 Alianza Lima formó un buen plantel, consiguiendo el titulo del campeonato clausura, más no así el titulo nacional que por diferencia de goles tuvo que conformarse con el subcampeonato.

La historia se escribe con glorias y penas, pues el primer día del año 2000 Alianza Lima pierde por un accidente automovilístico a su mejor jugador del año1999, Sandro Baylón, zaguero y volante de 21 años que llegaba al arco rival y anotaba goles. Sandro era el capitán de la selección peruana sub23, pues tenía un presente real con un futuro de gloria para Alianza Lima y el Perú.
 
El empeño todos los blanquiazules para hacer del 2001 un año eminentemente aliancista fue visible. La contratación del brasileño Paulo Autori como técnico fue el hito que marcó el camino; realzar el certamen local con la presencia de un entrenador de renombre era indicativo de que en Matute se pensaba en grande. Los siguientes golpes no tendrían menores dimensiones: apenas un día después de haberse consagrado tricampeón y máximo goleador del campeonato nacional con Universitario, Eduardo Esidio era anunciado como nuevo jugador de Alianza Lima, unas semanas después; le seguía los pasos el volante Marko Ciurlizza.
 
El Club Cienciano del Cusco, obtuvo el primer lugar y campeonato del Torneo Clausura 2001, hecho que le otorgó el derecho de disputar con nuestro primero equipo la definición del Campeonato Nacional, conforme a las bases del torneo descentralizado 2001.
El primer partido se realizó el día 22 de diciembre en el estadio del Club Alianza Lima, ante la concurrencia de 24, 774 espectadores, obteniéndose un importante triunfo por el marcador de 3 a 2, con goles de Waldir Sáenz, José Soto y Roberto Farfán.
Con este resultado favorable, nuestro equipo viajó a la ciudad del Cusco, ciudad que fue testigo de la obtención del ca nacional en el año de nuestro Centenario, pues el partido fue 1 a 0 a favor del Cienciano y se jugó el tiempo suplementario de 30 minutos dando el resultado de 0 a 0 marcador lo cual llevó a la ronda de penales, venciendo 4 a 3 con goles de: José Soto, Roger Serrano, Henry Quinteros y Waldir Saenz.
 
EL ESCUDO

El sentimiento aliancista fue tomando forma de institución con la aparición del escudo del Club en 1928. La directiva presidida por Juan Bromley adoptó el símbolo que hoy es el estandarte oficial. Se trata de un escudo rectángulo con bordes redondeados y fondo blanco, dividido en dos campos. En la zona inferior, tres barras verticales intercaladas con el fondo blanco representan los colores del Club; en el campo superior, tres coronas y una estrella de cinco puntas representan la denominación de Lima; Ciudad de Reyes. Alrededor de la parte interna del escudo se encuentra la frase CLUB ALIANZA LIMA 1901. Se desconoce al autor de la obra, pero lo que todos sabemos es que este escudo lleva en sí el orgullo del Alianza Lima y sus hinchas.
 
 
 
ALIANZA LIMA Y EL SEÑOR DE LOS MILAGROS
 
Cuenta la historia que, a mediados del siglo XVII, un negro angola pintó sobre una humilde pared de adobe la imagen de Cristo crucificado. En Lima vivían entonces algunas centenas de negros esclavos traídos del África Occidental. Uno de ellos, embargado por un profundo sentimiento de fe y devoción, inició una tradición que se fortaleció con el paso de los años: la adoración al Cristo de Pachacamilla. Era en ese lugar, Pachacamilla -hoy asiento del Monasterio de las Nazarenas-, donde vivían los negros angolas agrupados en cofradías. El terremoto que azotó Lima en noviembre de 1655 obligó a abandonar sus viviendas, destruidas por el terrible sismo. Milagrosamente sólo quedó en pie, intacta, la imagen del Cristo en la cruz EI hecho no pasó desapercibido, pero fue prontamente olvidado. Las extenuantes jornadas de trabajo a las que eran sometidos los negros angolas se reiniciaron apenas fueron reubicados en otro lugar, quedando abandonada la solitaria imagen en medio de la destrucción del lugar.  

 Algunos años después, en 1670, Antonio León, hombre sencillo y enfermo, descubrió la imagen. Improvisó una ermita alrededor de ella y Ie imploró que acabara con sus tormentos. EI Cristo de Pachacamilla obró un nuevo milagro: León recuperó la salud -antes había sido desahuciado por los médicos debido a un tumor cerebral-. En poco tiempo el culto creció, sobre todo entre los vecinos humildes de la zona, que llevaban modestas flores, tocaban la sagrada imagen para recibir su bendición y elevaban oraciones al Señor. Tres siglos después, los jugadores de Alianza repiten el rito antes de cada partido, antes de cada entrenamiento. ALIANZA, BLANCO Y MORADO La devoción por el Señor de los milagros  -ahora extendida a nivel internacional – ha sido uno de los signos distintivos de la comunidad negra en el Perú. Una numerosa hermandad morena cuida su imagen y mantiene viva la tradición que hace de octubre  el mes morado, color tradicional del culto desde que  una de sus principales devotas, Sor Antonia del Espíritu Santo, vistiera túnica morada en 1677. EI Cristo de Pachacamilla está presente en las manifestaciones culturales afro peruanas, en su música, en sus fiestas, y por supuesto, en Alianza Lima. La historia oral nos dice que fue el Chino Pepe Carrión, utilero del equipo, quien llevó la imagen del Cristo moreno al club. Él habría sido quien inició a los jugadores íntimos en la práctica de rezarle al Señor de los Milagros antes de los partidos, ingresar con las imágenes a los vestuarios,  tocarlas y besarlas con devoción, prenderles velas, acompañar la procesión, vestir los colores morado y blanco durante los meses de octubre. El Chino Pepe cuenta la historia: "En los años cincuenta Alianza Lima tenía contrato con una firma que Ie fabricaba los uniformes, pero el club siempre Ie debía dinero. Se acercaba un partido ante el Deportivo Municipal y no había plata para las camisetas, entonces yo, como paraba en el Monasterio de las Nazarenas -porque desde niño he sido acólito, luego misturero y después patrón de andas del Señor de los Milagros-, tenía unas telas moradas de los hábitos. Llevé esas telas para que hicieran las camisetas; total,  eI morado se parece al azul, entonces agarre y Ie puse chompa morada, pantalones blancos y medias moradas al equipo". Para sorpresa general, Alianza Lima se presentó con camisetas moradas al partido, jugado el 25 de setiembre de 1955. EI dirigente Alfonso de Souza Ferreira entendió que cambiar los calores blanquiazules era profanar la historia aliancista y desde la tribuna Ie gritó al Chino Pepe que se considerara despedido. Pero ya no había vuelta que darle, los íntimos jugaron de morado y le ganaron 1-0 al difícil rival. "Entonces Don Alfonso se calmó, comprendió los apuros que había tenido para vestir al equipo y me dijo que para la próxima vez le sacara la raya azul a las camisetas habituales y le pusiera la morada. EI trabajo me lo hizo un japonés en la Parada", recordó el Chino Pepe. EI siguiente domingo, 2 de octubre, Alianza Lima se presentó con camisetas blanquimoradas ante Ciclista Lima y empató 3-3 en otro reñido partido. La idea gustó, el equipo campeonó en esa temporada, y desde entonces los blanquiazules son blanquimorados durante los meses de octubre.

 
CRISTO EN LA VICTORIA
 
 

Sin embargo, antes que llegara el Chino Pepe a Alianza Lima, ya la devoción por el Señor de los Milagros existía al interior del club. EI distrito de La Victoria había sido fundado en 1920 y se convirtió en reducto de las familias negras de la capital; allí se cimentó la personalidad de Alianza Lima: como su barrio, el equipo de fútbol era jaranero, popular, pícaro, alegre, bohemio, moreno, devoto del Cristo Morado. Ya en los años treinta, tiempos del famoso Equipo de Oro, había una relación entre el club y el Cristo moreno, principalmente a través de Adelfo Magallanes, su gran devoto. En octubre de 1954, la procesión del Señor de los Milagros -que recorría las calles de Lima desde 1687- ingreso por primera vez al barrio de La Victoria. Miguel Huertas Maury -victoriano, aliancista y devoto del Cristo Morado hasta la medula- recuerda los inicios de ese hoy arraigado compromiso entre la venerada imagen y el club de sus amores. Y es que su padre, Don Juan Huertas -ilustre victoriano, socio del club, dirigente aliancista, gran jaranero y compadre de muchos jugadores-, era el encargado de organizar año tras año en La Victoria lo que con el tiempo se institucionalizó como la 'Jarana del Señor'. Justamente en 1954 el Señor de los Milagros durmió por primera vez en el barrio, en la iglesia de La Victoria. La procesión, viniendo de la avenida Graú, bajaba por allí hasta llegar a la Plaza de Armas de La Victoria. Ese 18 de octubre, por primera vez, la efigie morada pasaría la noche en La Victoria”.
 

 

DEVOCION Y FIESTA
 
"La procesión llegaba muy tarde por el barrio", cuenta Don Miguel Huertas Maury. "Pasada la medianoche, cuando las andas ya habían sido depositadas en la iglesia, los invitados, que eran como doscientos, iban a mi casa y empezaba la jarana. Se cantaba, se bebía y se comía toda la noche. Pisco, vino y cerveza para un menú que siempre preparó mi madre Rosa: tallarines con su asado. Allí se reunía el criollismo aliancista: los hermanos Govea, los Ascue, Rosita y Alejandro Ascoy, Alejandro Cortez de 'Los Morochucos', Romulo Varillas y tantos más. Allí estaban también los dirigentes de Alianza, ex jugadores, hinchas. Los jugadores en actividad solo llegaban a la mañana siguiente, para saludar al Señor y tomar el desayuno que también preparaba mi mamá al morir la jarana: tamales, chicharrones y chocolate caliente". Después de pasar la noche en la iglesia de La Victoria, el Cristo Morado emprendía su recorrido muy temprano al día siguiente. Antes de partir la procesión se hizo una costumbre, desde entonces, que el plantel de Alianza Lima le rindiera su homenaje a la venerada imagen, ofreciéndole flores, cirios, escudos. EI mas devoto era Don Adelfo Magallanes, que en los años cincuenta dirigía al equipo íntimo. "Los campeonatos que ha conseguido Alianza son gracias al Señor de los Milagros, que protege a los negros", aseguraba. Lo seguían Emilio Vargas, el Conejo Benitez, Cornelio Heredia, Juan Emilio Salinas, Carlos Lazón; pocos años después Perico León con Pitín Zegarra. Cuando se construyo el estadio de Matute -inaugurado en 1974-, a la salida del vestuario blanquiazul, justo antes de saltar al campo de juego, se colocó una imagen del Cristo Morado. Alianza Lima y el Cristo de Pachacamilla eran inseparables. Alianza, jarana y fe, devoción y diversión, cultura criolla, fiesta del pueblo. Imposible imaginar Lima sin sus valses, su procesión, su mes morado, su equipo de futbol: Alianza Lima, por supuesto.
 
HIMNO BLANQUIAZUL

Arriba Alianza Lima
Alianza Lima es el Perú
que con su gloria
y tradiciones
hacen vibrar mi corazón

Los viejos íntimos
que ayer vistieron
la majestuosa blanquiazul
muchos de ellos hoy en el cielo
te brindan siempre su bendición

Alianza Lima de La Victoria
que fue tu cuna
hoy es tu hogar
donde te hiciste tan grande y fuerte
que ya tu fama es universal

Gran semillero de hombres quimbosos
que dan la vida y corazón
con marinera, fútbol y goles
crecen Alianza y su tradición

Por eso es que tu hincha ferviente
grita ahí viene el gol
ahí viene el gol
que te coronará campeón
y gritaremos hasta la muerte
Alianza Lima es el Perú
Arriba Alianza, arriba Alianza
Alianza Lima es el Perú.


ES POR ESO QUE A PESAR DE ESTAR A 6 HORAS SIEMPRE TE LLEVAREMOS EN EL CORAZON AQUI O EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO SIEMPRE HABRA UN CORAZON ALIANCISTA LATIENDO.



 
  Hoy hay 5 visitantes (35 clics a subpáginas) ¡Mira el Muro y las actualizaciones diarias del Club y la gente! Todos Los Putos Derechos Reservados © Chimbote Grone - Perú 2011 [ Adm : TBS - Ed ]  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=